Novedades

Un Rolls-Royce Phantom II con un motor de 1.030 CV

Mirá a este impresionante clásico impulsado por un V12 aeronáutico de 27 litros.

Un Rolls-Royce Phantom II con un motor de 1.030 CV

El mundo de la aviación y del automovilismo siempre fueron de la mano. A lo largo de la historia, varias tecnologías tanto en materia de seguridad como de performance que fueron desarrolladas originalmente por la industria aeronáutica fueron adoptadas por los fabricantes automotrices, con el consecuente impulso tecnológico en la industria de las cuatro ruedas. ¿De qué estoy hablando? Específicamente del sistema ABS y del turbo, por ejemplo.

Pero hoy nos atañe otra cuestión; no tan técnica, un poco irracional, pero tremendamente llamativa. Hoy te mostramos un Rolls-Royce Phantom II de la década del 30 con un motor de la misma marca, pero concebido para volar. El propulsor en cuestión es un Rolls-Royce Merlin III, con una configuración de 12 cilindros en V y una capacidad de 27 litros, entregando una potencia total de 1.030 CV a 3.000 rpm.

Originalmente, este motor impulsó a la dupla de cazas más fructífera de la RAF (Royal Air Force) durante la guerra, el Hawker Hurricane y el Supermarine Spitfire. Estos aviones se mantuvieron en el frente hasta el final de la guerra, actualizándose constantemente al igual que su impulsor.

En el video que te dejamos a continuación podés ver lo que sucede cuando más de mil caballos empujan a un par de ruedas finitas, las cuales de milagro no explotan víctimas del colosal torque.

Quemando neumáticos con un motor de avión

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas