Prueba Ford Mondeo, renovación y más
22/03/2017 Pruebas de Manejo

Prueba Ford Mondeo, renovación y más

Antes que nadie ya lo probamos en México desde donde llega al país.

Desde que se lanzó el plan One Ford, todos (o casi) los modelos de la marca son globales, aunque en caso de ya tener presencia en otros mercados conserva el nombre autóctono. Así, el Mondeo, nomenclatura más antigua que Fusion (1993 Vs 2005), estrenó primero su última generación en Norteamérica bajo el segundo nombre.

Justamente, desde el último cambio nos llega desde el norte, puntualmente desde México, donde ya probamos la actualización que se acaba de presentar en el país gracias a la presencia que Autocosmos tiene en toda Hispanoamérica.

Características Técnicas y Mecánicas

La potencia llega ahora pura y exclusivamente del 2.0 litros Ecoboost, es decir con inyección directa y turbo, que va acoplado a una transmisión automática tradicional de seis cambios, con la nueva selectora con formato de dial y levas al volante.

La potencia es de 240 CV a 5.500 revoluciones, el torque de 340 Nm constantes entre 1.750 y 4.000 rpm y la tracción delantera. La suspensión delantera es del tipo McPherson y la trasera multibrazo.

Las medidas son generosas con  4.869 mm de largo, 1.852 mm de ancho y 1.476 mm de alto con una distancia entre ejes de 2.850 mm. La capacidad del baúl es de 514 dm3 y curiosamente cuenta con los viejos brazos elípticos en lugar de los avanzados sistemas con varios brazos que roban menos espacio.

Confort

El interior es amplio, ergonómico, y todo está al alcance de la mano, gracias a los reglajes eléctricos se puede encontrar una postura correcta del volante, que también se ajusta su inclinación y profundidad.

Para poder acceder al vehículo solo hay que portar el transmisor, y para ponerlo en marcha hay que presionar el botón de arranque y conserva el teclado (en este caso táctil sobre el pilar B) para poder acceder al vehículo sin llave, una clave de su concepción pensada para satisfacer al mercado estadounidense donde se utilizan al menos desde los 80s del siglo pasado.

En cuanto a conectividad, el nuevo Mondeo ofrece el sistema SYNC3, que ya no es tan complicado de operar comparándolo con la primera generación que era un verdadero laberinto de comandos complicados. El SYNC3 se empata perfectamente con los sistemas Car Play de Apple, o Android Auto y se gestiona desde la pantalla multitáctil de 8” que es mucho más rápida que en el sistema anterior.

Adicionalmente y al igual que la Kuga II, este renovado Mondeo regresa a los botones físicos para controles del climatizador y sistema de audio en sustitución de ese panel sin botones que tenía el modelo anterior. Por último, materiales y terminaciones son de muy buenos, o sea lo esperable para este nivel de auto.

Comportamiento dinámico

El Mondeo ya no tiene una palanca de cambios como tal, en la consola central se encuentra una perilla selectora, al más puro estilo de Jaguar o de Land Rover.

Lo de hoy son los motores turbo, y gracias a estos la aceleración es muy buena y la entrega de poder es lineal, pese a las dimensiones y peso se siente bastante ágil. Por su parte, la suspensión hace muy bien su trabajo, aún con el perfil relativamente bajo de las cubiertas 235/45 calzadas en llantas de 18” nos dejó abusar un poco de la física en la autopista

Cuando presionás el botón de sport en la “palanca” la gestión del motor cambia un poco y los cambios de la caja se alargan, de hecho cuando se elige dicha opción aparece un pequeño tacómetro virtual en la zona derecha del cuadro de instrumentos. Ya que hablamos de los indicadores, les digo que tiene un velocímetro completamente fuera de lugar, un dial redondo, analogo entre dos pantallas configurables… ¿Por qué no colocar una sola pantalla en todo el cluster de instrumentos?

El comportamiento en cuidad hace que uno se sienta en un vehículo Premium, con climatizador bizona, y un muy buen aislamiento del exterior. Los consumos urbanos son de 10.8 L/100km, mientras que en autopistas puede entregarnos hasta 7.14 L/100km cuidando el pedal de acelerador.

Conclusiones

Si bien es relativamente nueva en Argentina, la cuarta generación del Mondeo se encuentra en la mitad de su ciclo de vida, pero se sigue viendo actual, con personalidad y carisma.

Por el momento lo tiene bastante fácil, al ser producido en México tiene ventajas impositivas respecto de sus rivales extrazona, aunque habrá que esperar al regreso al país de uno de sus máximos rivales europeos, el Passat. ¿Para qué lado se inclinará la balanza?

 

Hacé click acá si querés saber más sobre el renovado Ford Mondeo que se acaba de lanzar en Argentina.

Galería Renovado Ford Mondeo a prueba

Ford Fusion 2017

1 de 28

¿Qué opinás? Contanos