Novedades

Esta es la nueva BMW X2, la gran apuesta bávara

Una SUV urbana con aire deportivo que llega para completar la familia de SUVs de BMW.

Esta es la nueva BMW X2, la gran apuesta bávara

Lo que hacía falta era algo de presión. Con la X1 establecida como una SUV más tradicional y la X3 asentada como SUV mediana, la marca de Baviera andaba buscando una SUV orientada al público joven, capaz de pelearle de igual a igual a la Audi Q2. Es cierto, el MINI Countryman iba por ese lado, pero nada mejor para BMW que ver su circulito bicolor en un diseño propio, y para eso llega la X2.

Exterior

En principio, desde el vamos se nota la esencia de la marca en esta SUV. Si lo miramos de frente vemos esos recortes triangulares que dan forma a sus nuevas tomas de aire y sus riñones que de manera inédita se ensanchan en la parte inferior. Parece ser como si quisieran comunicar una suerte de rebeldía, algo que no les vendría mal a los otros modelos de la casa bávara. En el pilar C nos encontramos con un detalle bastante singular, el logo de BMW incrustado como en los BMW 2000 CS y BMW 3.0 CSL de antaño, haciéndole un guiño al espíritu del tiempo.

La X2 se alza sobre una plataforma de 4.360 mm de largo, 1.824 mm de ancho y 1.526 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.670 mm y un baúl que permite entre 470 y 1355 litros de capacidad, más que suficiente para cualquier circunstancia.

Motores

 

Versatilidad es la mejor palabra para describir la gama de motores. Hay tres ofertas iniciales, arrancando por el naftero sDrive con motor 2.0 L, cuatro cilindros, 192 CV y 280 Nm. Del lado diésel tenemos a los xDrive 20d y 25d, ambos con un 2.0 L biturbo que se diferencian en sus cifras, de 190 CV y 400 Nm, y 230 CV y 450 Nm respectivamente. Como avisa la nomenclatura, el motor naftero está disponible con tracción delantera con caja automática de séptima y doble embrague. Por su parte, los diésel emplearan el sistema de tracción integral on-demand inteligente xDrive, acoplados a una transmisión Steptronic de ocho cambios.

Con miras hacia el futuro, otros motores y otras versiones en la forma del xDrive20i, sDrive18d y xDrive18d se harán presentes, completando una gama muy amplia y abierta a cualquier cliente. De hecho, al haber probado algunos de estos motores en el Countryman y en otros modelos del grupo BMW, sabemos de qué se trata. Como buen BMW, también se ofrecerá un paquete M-Sport, con suspensión dinámica rebajada y detalles distintivos tanto en el exterior como en el interior.

Equipamiento, interior y tecnología

Ya que tocamos el tema del interior, el habitáculo es típico de BMW, orientado hacia el conductor y con un diseño que nos resulta muy familiar en toda la gama. Los materiales son de primer nivel en clave más urbana, y se puede notar en la elección de tapicería, color de los detalles y las molduras. 

La tecnología no puede quedar atrás y el X2 incluye los servicios BMW Connected y BMW ConnectedDrive, así como un sistema de Head-Up Display a color y un paquete opcional llamado Driving Assistant Plus. Éste último contempla algunas funciones automatizadas como el Traffic Jam Assistant cuando estamos en un embotellamiento o el Parking Assistant que ayuda a detectar estacionamientos y realiza las maniobras pertinentes.

Para finalizar, el programa EfficientDynamics que BMW emplea en sus modelos, también alcanza al X2, mejorando el rendimiento ecológico del modelo, con funciones tales como sistema Start/Stop, modo Eco Pro, neumáticos de baja resistencia al rodaje e incluso una bomba de aceite que cuenta con distintos mapeos de funcionamiento según su uso.

El debut de la BMW X2 será en marzo del próximo año, por lo que, a partir de esa fecha, podremos conocer más de esta nueva adquisición.

 

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos