Novedades

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye, el auto del Anticristo

El Demon se dejó de producir, pero no sin antes dejar un digno sucesor.

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye, el auto del Anticristo

El Challenger Demon fue una verdadera bestia sobre ruedas. Al límite en lo que cifras se refiere, el superdeportivo estadounidense dejaba en ridículo a sus rivales. Con el fin de su corta producción, el Diablo pudo haber dejado la tierra, pero tiene preparado un vástago para tomar su posta. Con 797 CV como presentación, es hora de saludar al Hellcat Redeye.

Tomando de base al Hellcat y al Hemi 6.2L, este coche también entrega 959 Nm de torque y puede acelerar hasta los 326 km/h. En teoría es el V8 de producción más poderoso a la fecha y el muscle car más rápido, pero solamente porque su antecesor ya no está.

El Redeye tiene una caja automática de octava, elementos mecánicos reforzados en el motor, inyección de alto flujo, mejoras en la lubricación y una segunda bomba de combustible. Si manejaras a toda velocidad, con el pedal a fondo, podrías agotar su tanque en apenas ¡once minutos! Parece que a Dodge no le interesa mucho la economía. Por otro lado, alcanza los 100 km/h en 3,4s y hace el cuarto de milla en 10,8s.

El sistema de reserva de torque, así como el uso del aire acondicionado como mecanismo de enfriamiento para el intercooler, son herencias del Demon. También lo son la carrocería amplia, el capó de doble apertura, las tomas de aire ocultas. Ojo, la idea no era hacer un "mini-Demon", sino un Hellcat "poseído" por el Demon. De ahí que su foco no sean las picadas.

¿Su precio? Su producción comenzaría entre septiembre y octubre, en la planta de Ontario. Recién allí se sabrá el precio de venderle tu alma al diablo...

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos