Autoshows

Pebble Beach 2018: Audi PB18 e-Tron, la electricidad al poder

Una capacidad de aceleración impresionante es la carta de bienvenida de este tremendo superdeportivo.

Pebble Beach 2018: Audi PB18 e-Tron, la electricidad al poder

Audi presentó en sociedad al PB18 e-tron, un concept que adelanta su futuro deportivo cero emisiones. Además de un diseño interesante, lo que más sobresale es el desempeño que parte de tres motores eléctricos, uno en el eje delantero (204 CV) y dos en el trasero (612 CV).

Combinado el poder de las tres plantas de poder, este "laboratorio sobre ruedas" ofrece un poder total de 500 kW (680 CV), aunque esta cifra puede llegar temporalmente a 775 CV mediante el modo boost. Respecto al torque, el Audi PB18 e-tron dispone de 830 Nm.

En la practica, el sistema eléctrico combinado con una ligera carrocería que apenas pasa la tonelada y media le permite a este auto eléctrico ir de 0 a 100 en 2,2s, un tiempo similar a la que registra un prototipo LMP1. Teniendo en cuenta esta explosiva capacidad de aceleración, detrás de las enormes llantas habitan un sistema de frenos con discos carbono con un diámetro de 19".

Junto a esta alta performance, el PB18 e-tron también llama la atención por la autonomía y tiempo de recarga de la batería de 95 kWh de estado sólido con refrigeración líquida. En relación al rango, el 100% de la carga cuenta con 500 km de autonomía. En un sistema de 800v, la batería puede recargarse completamente en aproximadamente 15 minutos. Para hacer este proceso más sencillo, el vehículo puede cargarse sin necesidad de cables a través del sistema de carga por inducción Audi Wireless Charging (AWC).

Hablando del diseño y dimensiones de este PB18 e-tron, tenemos una carrocería de tamaño similar al A3. Se destaca por los trazos marcados y fluidos, por la amplia distancia entre ejes de 2.700 mm y la prominente silueta. También hay que mecionar a los elementos aerodinámicos, las entradas de aire, los amplios guardabarros, las llantas de 22", los grupos ópticos con tecnología Matrix LED y las luces láser.

En el habitáculo, el asiento del piloto y el puesto de mando están integrados en un armazón interior monocasco que puede deslizarse lateralmente. Esto permite que cuando el conductor viaja solo, el monocasco puede posicionarse en el centro, como en un vehículo monoplaza, una configuración perfecta para conducir en circuito. Claro, tenemos tecnología by-wire utilizada para la dirección y los pedales, que hace que no sea necesaria una conexión mecánica entre los elementos de control.

Cuando el módulo del puesto de conducción se desliza hasta su posición lateral, desde donde el PB18 e-tron se puede conducir a diario como un vehículo convencional, queda espacio para un acompañante. Habrá que esperar para ver si este prototipo llega a la producción masiva y sigue los pasos de la SUV e-tron.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos