logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Tuning

Así de genial puede quedar una Jeep Gladiator clásica

La división Heritage de la marca estadounidense recuperó a la pickup que supo producirse en Argentina y la dejó como nueva.

Así de genial puede quedar una Jeep Gladiator clásica

Hace poco menos de cinco años, volvió a lanzarse la Jeep Gladiator, histórica pick-up de la marca estadounidense que retornó al ruedo tras casi tres décadas, y cuya generación actual se vende en Argentina desde mediados del 2021.

Resulta que la Gladiator es un modelo de más de medio siglo de vida, y cuenta con la particularidad de que nuestro país fue un participante sumamente activo de su historia. Sin ir más lejos, tras su estreno, en 1962, demoró menos de un año en comenzar a producirse en la planta que la por entonces Industrias Kaiser Argentina poseía en Santa Isabel, Córdoba, y donde se produjo hasta finales de los años 70.

La referencia a la producción de la pick-up de Jeep en Argentina nos resulta sumamente útil para el protagonista de esta nota: un restomod a una versión de aquellas Gladiator de cuarenta años atrás, a la que la dejaron lista para enfrentar cualquier tipo de terreno.

Jeep Gladiator Honcho Sportside 1981: El restomod

La division Heritage de Jeep decidió recuperar una unidad Gladiator de principios de los 80: una Jeep J-10 Honcho Sportside de 1981. Primero, lo primero: a principios de los 70, en EE.UU. dejaron de denominar al modelo como “Gladiator”, pasando a ser la Serie “J”. De allí, el origen de J-10.

En cuanto a Honcho, se trataba de un kit que Jeep ofrecía para personalizar a la pick-up, y que le sumaba una decoración exterior especial y una barra antivuelco, pero también determinados agregados en el interior, como un tapizado Levi’s, volante forrado en cuero y un moderno sistema de sonido. Estaba disponible únicamente en las versiones Sportside del modelo.

El restomod llevado a cabo con la variante ochentosa de la Gladiator incluyó varios trabajos. En cuanto a la mecánica, su chasis fue pulido con chorros de arena, galvanizado y recubierto con pintura en polvo, con el fin de que no sufra del óxido. También se trabajó en la suspensión, al elevarse la delantera en 150 mm y la trasera en 100 mm.

Sobre el sistema motriz, Jeep Heritage no le colocó a este Gladiator un motor actual (como se suele realizar en los restomod), sino que está impulsado por un AMC V8 6.5L de la época. Eso sí: sustituyó el carburador original por un sistema de inyección de combustible multipunto, además de reconstruir la transmisión y aplicar un escape de acero inoxidable.

El exterior de esta Gladiator está protagonizado por la decoración Honcho, con el rojo “Firecracker” de fondo y tiras amarillas y naranjas, y recibió tanto parrilla como paragolpes (que respetan los diseños de los originales) nuevos. Por otro lado, cuenta con neumáticos de 35’’.

Sobre el interior, Jeep Heritage mantuvo su disposición y elementos originales, pero le realizó un retapizado completo, con una combinación de colores negro y gris. De todas maneras, también incluye detalles modernos, como un sistema de audio con conexión Bluetooth.

Esta Jeep Gladiator se ofrece a un valor de 145.000 dólares. Si tuvieras la plata, ¿te la comprarías? ¿Qué opinás sobre el restomod? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto y sin agredir.

Test Jeep Gladiator La pickup más off road | Autocosmos

Juan Manuel Cardozo recomienda

Contanos que opinas