logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Tuning

El restomod llega al Lamborghini Diablo

El preparador italiano Eccentrica Cars metió mano en el superdeportivo, y así quedó.

El restomod llega al Lamborghini Diablo

Aunque no lo parezca, el mundo de los restomods no abarca solamente a trabajos relacionados con el Porsche 911 o con electrificaciones de otros clásicos. Lo cierto es que hay talleres que desarrollaron proyectos que tuvieron a otros autos e ideas como protagonistas, mismas que ahora ahora parecían no tener cabida en este mundo.

El preparador que protagoniza este particular restomod es Eccentrica Cars. Resulta que su dueño, Emanuel Colombini, quien además de ser propietario del taller y de una de las empresas más importantes de Italia en el mundo mobiliario y de diseño de interiores, es un gran fanático de Lamborghini. El millonario no solo colecciona a los "Lambo", sino que también los maneja en competencias, ya que es piloto amateur en la categoría monomarca Super Trofeo.

El sueño de Colombini era realizar su propio restomod sobre la base de uno de sus autos favoritos, el famoso Lamborghini Diablo, uno de los superdeportivos icónicos de la década de los '90 y que logró escribir su propia leyenda como sucesor del inmortal Countach.

El Lamborghini Diablo, una buena base para mejorar

Hay algo de cierto en las palabras de Colombini, sobre que los autos modernos hoy son muy estériles en su ingeniería, mientras que los autos que van desde el 2005 hacia atrás, aun retienen mucho de lo analógico en su experiencia dinámica. Por otro lado, la tecnología de hoy permite soluciones técnicas que muchos ingenieros hubiesen soñado con llevar a la producción en sus modelos.

El mundo del restomod atiende la necesidad de tomar un auto de antaño, con muchos sistemas analógicos que le daban caracter propio, y pulirlo con soluciones más modernas pero que no traicionen la esencia base del original. Estoy seguro que a muchos usuarios de vehículos clásicos no les molestaría en absoluto tener una buena arquitectura eléctrica, o un interior de mejor calidad, salvo que sean coleccionistas puristas e históricos.

La verdad es que el Lamborghini Diablo original, de principios de los '90, no era el auto más cómodo ni práctico del mercado. Entonces, ¿qué hizo Eccentrica Cars? un restomod que no pasa desapercibido, ya sea por lo hecho en su interior, como también en su exterior.

Eccentrica Diablo: Exterior

El proyecto tuvo como protagonista a uno de los primeros Lamborghini Diablo, de principios de los '90. El diseño fue llevado a cabo por BorromeodeSilva, estudio que trabajó con distintas empresas famosas. De hecho, el restomod Delta Futurista de Automobili Amos fue trabajado por ellos, lo que demuestra la calidad del producto final.

Al Diablo se le buscó realzar sus detalles más llamativos, usando una fuerte influencia del diseño italiano, pero también tomando como referencia a los Diablo más contemporáneos y agresivos como el SV, el GT y el GTR. Salvo por el parabrisas, no quedó ninguna parte del exterior sin trabajar.

El resultado es un superdeportivo con voladizos más cortos y más ancho (lo que ayuda a mostrarse agresivo), aunque conservando el largo y el alto general. Hay cambios dramáticos, como el frente con entradas de aire más voluminosas, los guardabarros con salidas de aire, las piezas de fibra de carbono, las luces LED redondas que sobresalen de la parte trasera o el intrincado trabajo del cubremotor, con entradas de aire.

También hay otros detalles que se podrían pasar por alto, como el gancho de remolque, oculto como parte de los deflectores en la entrada de aire del frente; las ventanas fueron niveladas, y las luces delanteras incluyen pequeñas viseras, lo que igualmente nos permite ver una discreta tira LED para uso diurno. También se destacan las tomas de aire NACA, ubicadas en los extremos laterales superiores del capot.

En cuanto a los materiales, lo que no fue fabricado en fibra de carbono se hizo en titanio, con métodos de impresión 3D.

Eccentrica Diablo: Interior

El interior del Ecentrica Diablo es una mezcla de entre la precisión y la calidad que solo se puede lograr con materiales y técnicas de nuestra década, pero con un diseño que es casi una carta de amor a los años '90. Por ejemplo, los relojes analógicos y el tablero inclinado fueron reemplazados por distintos displays LCD con números.

La disposición del tablero imita un poco a la del Diablo GT, aunque suma grandes botones para la manipulación de la climatización. Por otro lado, y aunque no vemos nada que tenga que ver con sistemas de audio o pantallas para el sistema multimedia, sabemos que, de manera inédita, Eccentrica pidió la colaboración de un importante fabricante de sistemas HiFi, Marantz.

Detalles como la columna de dirección en fibra de carbono, la discreta rejilla que oculta las salidas de aire, las levas detrás del volante y hasta la tradicional palanca de cambios de una caja manual, hablan de un gran nivel de atención al detalle. Incluso, hay tres que se destacan: en las puertas, el contraste de los tiradores amarillos con el tapizado en Alcantara azul; el logo de Eccentrica puesto de manera "excéntrica" en el volante, y los switches frente a la palanca de cambios, que son para hacer la secuencia de encendido del modelo, incluyendo la bomba de combustible, los inyectores y el sistema eléctrico, antes de dar arranque con un botón.

Eccentrica Diablo: Mecánica

El motor del Eccentrica toma como base el V12 aspirado de 5.7L, pero mejorado con intervenciones en los árboles de levas y válvulas, además de incluir mejoras en la distribución, calibración de la inyección, un sistema de escape Capristo y hasta un sistema de lubricación por cárter seco. Con esto, los 492 CV y 580 Nm del Diablo original pasan a 550 CV y 600 Nm de torque, potencia enviada al eje trasero por medio de una transmisión de seis relaciones (gana un cambio) y un diferencial LSD.

Como el modelo aún está en desarrollo, las simulaciones estiman una aceleración de 0 a 100 en 3s8, y una velocidad máxima de 335 km/h, por lo que supera al original (4s1 y 325 km/h, respectivamente). Si a esto le sumamos una reducción de 35 kg gracias a todos los paneles y estructuras de fibra de carbono, nuevos brazos de suspensión fabricados en CNC con amortiguación adaptativa, dirección hidráulica (el original no tenía) y nuevos frenos Brembo, se forma un Lamborghini Diablo realmente único. Y un detalle más: las llantas son de 19", y están calzadas con neumáticos Pirelli Trofeo Race.

Eccentrica fabricará 19 unidades personalizadas a gusto, con un tiempo de fabricación de entre 16 a 18 meses, donde se incluye una fase de pruebas en distintas condiciones. El precio para convertir un Diablo normal a uno preparado por Eccentrica comienza en los 1.300.000 dólares (€1.200.000), sin considerar el valor del Diablo que se someterá a los cambios.

Ahora te toca a vos: ¿Qué opinás sobre este restomod? ¿Te gusta? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto y sin agredir.

FIAT Cronos 1.3 CVT Primer contacto de manejo

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas