logo autocosmos Vendé tu auto

Decidí con tu voto

El Auto del año

Elegí al mejor

Votá ahora
Test drive

Nuevo Jeep Renegade: así es manejarlo en barro y nieve

Probamos la versión Traihawk con el nuevo motor turbo desde San Martín de Los Andes hasta Bariloche.

Nuevo Jeep Renegade: así es manejarlo en barro y nieve

Jeep acaba de presentar la renovación del Renegade, su SUV chico, y lo hizo partiendo la gama en dos (o tres, ahora verás), con los modelos que quedan debajo del impuesto y los que entran en el tributo.

La gama pre impuesto interno queda con el nivel de equipamiento Sport y el conocido motor 1.8L 16V e-TroQ de 130 CV asociado a caja manual de 5º o automática de 6 cambios.

La segunda parte de las Renegade usa el nuevo motor turbo que ya estrenaron Toro y Compass.

Motor T270

  • 1.3 Litros
  • 4 cilindros 16V
  • Inyección directa + Turbo
  • 175 CV y 270 Nm

La sub división viene porque este motor se ofrece en nivel Longitude 4x2 AT6 y Trailhawk 4x4 AT9, que es la que manejamos en esta ocasión por ruta, tierra, barro y nieve.

Podés ver gama completa, precios, fichas técnicas y equipamientos del nuevo Jeep Renegade en el Catálogo de Autocosos

Trailhawk: adiós al Multijet

Hablamos con representantes de la marca y nos comentaron que el 2.0L turbodiésel se sacó de Renegade debido a que era más costoso para un vehículo de su segmento (B) y proviene solo de Italia.

Respecto del turbodiésel, el T270 tiene potencia similar, algo menos de toque, pero igualmente buena cantidad gracias al turbo, pesa menos, es producido en la región y tiene menos complicaciones como, por ejemplo, no necesita ni Urea ni DPF.

¿Qué tal funciona en la vida real y un poco más allá de la civilización? Te lo cuento ahora.

Al volante del nuevo Jeep Renegade T270

Ya sabemos, la aceleración no era el fuerte del Renegade 1.8L, pero todo cambia radicalmente con el 1.3 Turbo. Esta vez vino con la caja automática de 9 cambios, pero ya lo probamos con la AT6 en Compass y en Toro.

La salida es suave, la entrega es progresiva y sin tirones. Pisalo en ruta y no se siente explosivo, pero hace sobrepasos con autoridad y velocidad. Ya tendremos las mediciones de 80-120 km/h en un test completo.

La insonorización rutera es buena, había mucho viento y algo de eso se sentía, creo yo que más que nada porque el techo panorámico de vidrio no aísla tan bien como uno convencional.

Estable en rectas, tomó muy bien todos los curvones mientras pasábamos de San Martín de Los andes hasta Bariloche (Dina Huapi para ser preciso).

Trailhawk: sal del camino

Salimos del asfalto por un tramo largo de caminos de barro, vados, zanjas profundas y nieve. El Renegade 4x4 no es un todoterreno extremo, pero tiene el escudo de Trail Rated, lo que indica que puede hacer el exigente Rubicon Trail.

La preparación off-road incluye

  • Protectores en todas las partes bajas
  • Cubiertas ATR con más perfil que la Longitude
  • Sistema 4x4 con diversos modos de acción
  • Bloqueo central
  • Low que no es una reductora, pero es cuándo usa la 1º ultracorta que simula una baja.

Resumen, el torque llega bastante rápido, las ruedas rascan todo lo que pueden para encontrar de dónde agarrarse y si bien le cuesta, demuestra que puede llevar esas 7 ranuras en el frente.

Jeep Renegade: diseño e interior

La marca decidió mantener alta la “Jeepitud” de su modelo más chico. Se tocó poco la estética, solo para pulirla. La parrilla es más angosta y tapa la parte superior de los faros redondos Full LED con nueva distribución de luces.

Los ganchos de remolque delanteros se fueron por temas de seguridad, en su lugar hay dos decorados, debajo de uno de ellos está el espacio para enroscar uno en caso de necesidad. Atrás si quedó el gancho y las luces son LED con tiras angostas: al centro respetando (a su manera) el formato X y el freno por el perímetro.

Adentro todo sigue bastante igual, aparecen como novedades el techo panorámico corredizo, un cargador inalámbrico para celulares y el cuadro de instrumentos digital de 7”, igual al de Pulse y Toro, pero con gráfica propia de la marca.

Los plásticos siguen siendo de buena calidad, especialmente en la parte alta del tablero y contrapuertas delanteras.

Ya probaremos al nuevo Renegade en un Test Drive para tener mediciones de recuperaciones y consumos, además de conocer mejor cómo es su uso en la vida cotidiana y seguramente con tracción 4x2 AT6.

¿Te parecen buenos los cambios del pequeño Jeep? Como siempre recordá comentar sin agredir y explicando tus razones para que tu aporte permita un dialogo que nos sirva a todos.

Jeep Renegade Trailhawk T270, primer contacto

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas